sábado, 9 de octubre de 2010

Elle

Elle_dijo

Elle dijo, pero ¿Qué dijo Elle? ¿Qué entidad humana es Jorge Castillo Fan? ¿Es humana? ¿Quién y hasta cuándo, puede abolir así, de esa forma miles de años de palabras de Elle ordenadas en el plano atemporal de sus poemas?. Llevar a Elle del otro lado del vidrio. Por eso cuando le hablo la realidad se empaña, pero es el aliento tibio de la perseverancia. Transportarla hacia otra ciudad, donde también estamos perdidos. Como un fenómeno de cristalización y opacidad intermitente. Yo, Birome Shaolin, sostengo a los tantos días de tal año; que la poesía pretende ser más de lo que dice. Y el pugilismo de Elle, su esgrima desbrujulado, intramuro como fantasma pertenece a los mecanismos defensivos hacia las sombras.

La sombra de un verso iluminado, el pliegue oculto, las aristas no visibles, el negativo de toda realidad.

Word, es el espacio caratulado por Elle, para referirse no sólo a su circunstancia de palabras. Además, ella postula todo un territorio psicosomático, ergo Word es Elle.

Y un día quizá Elle cerró Word con alguien dentro. Yo no estoy dentro, está el fantasma J.C.F. usando mi nombre (todos los nombres), escribe lo que le digo pero Elle no cree en fantasmas, Elle me deja del otro lado del vidrio empañando su Word.

Su percepción desfasada de la crueldad, hace de mi histrionismo un mero instrumento de viento innecesario en mitad de su noche. Elle ya no cree en un mundo nuevo; presentarme como un ignoto adjetivador sudamericano y exponerle una versión vertical de los hechos; lírica ineficaz, que aspira a ser poema. Para que Elle me deje en desventaja mediante un juego de ausencias, esquivando mis teorías más o menos lúcidas. Así somos cuando nos comunicamos; como se deben comunicar los pájaros cuando un trino aspira a ser palabra y viceversa.



El poema será ignorado*

A Pilar


Acá está apenas un esbozo de mi Word,

de hoja negra y letra verde.

Acá apenas la minúscula palabra sin jurisdicción sobre tu Word.

Para encerrar entre paréntesis (nuestro bólido de vida hacia la muerte)

se escribe.

Para no sobrevivir al libro,

y prevalecer al viento dentro de éstas páginas

que nos cambia de lugar todas las cosas.

Y aún así,

el poema será ignorado.

Enésima caricia sinfónica

desmantelando ausencias en el aire

viene cayendo con la fascinación

que nos producen las cosas que;

sólo por un momento

creímos estar viendo.



2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Yo, si se me disculpa, quisiera añadir esta pequeña nota. Me considero ignorante en gran parte de la historia remitida con anterioridad. Son textos que en su momento necesité escribir a modo de gran pregunta y anhelo, por algo que me conmovió alguna vez en las salas de chat, "conocer" de alguna forma a una gran poeta. Sólo puedo postular la admiración que me produce la escritura de Pilar Puerta y el respeto para con ella. Sin más que decir. Saludos.

    Biro.

    ResponderEliminar