miércoles, 28 de julio de 2010

poema sobre un cuadro de Baco
















contexto


Para el alivio de algo sin nombre
deberías leerme.
Por mi naturaleza de prospecto adjunto
a lo que escribo,
por prófugo, ignífugo en lo que no digo,
alguna vez, tal vez deberías leerme.
Veo pasar un río de luz como tu sexo
y solo soy palabras
en silencio,
en versos epidérmicos.

Con mi monstruo individual de amor,
cavernícola dialéctico,
y aún sin él, tal vez deberías leerme.
Aunque ya no sienta tus dedos en mi cara
reconociéndome en la oscuridad del poema,
y aunque para vos no haya nacido
la palabra que conmueva,
aún así, como a un diario de ayer
bajo la jaula de tus pájaros más negros,
deberías leerme…

No hay comentarios:

Publicar un comentario